LOS 3 PILARES DE MAS ALLA DEL ORGASMO

Durante mucho tiempo creí que yo era la única que me sentía insatisfecha y frustrada con mi sexualidad, y me parecía que el resto del mundo sí sabía disfrutar. Pero desde que empecé a compartir mi historia y a ayudar a otras mujeres, me he dado cuenta de que son muchas las que están donde yo estuve. Hay tanto tabú entorno al sexo que no compartimos lo que nos preocupa, y paradójicamente nos sentimos solas, cuando en realidad es más bien al revés.

Así que desde Más allá del Orgasmo quiero hablar de sexo alto y claro, de todo lo que no nos han contado bien, y de todo lo que nos callamos entre nosotras. Desde un lugar de verdad, donde nos podamos ayudar unas a otras, y darnos cuenta de que aquí ninguna está sola en esto.

Y para empezar lo primero es sentar las bases, así que he grabado este video, con los 3 pilares sobre las que nace Más allá del Orgasmo. Son 3 pilares, pero también son 3 mantras que te puedes repetir una y otra vez, son 3 verdades que durante mucho tiempo yo desconocía. Aquí te las cuento:

Todas somos multiorgásmicas.

Todas. Te aseguro que es cierto, también tú lo eres, todas lo somos porque la naturaleza femenina lo es. Puede ser que hasta ahora no lo hayas experimentado, y está bien así, pero eso no significa nada, quiero que sepas que sí eres multiorgásmica. El placer femenino, el orgasmo en el cuerpo de la mujer, no es tanto una descarga de tensión después de un pico de excitación, sino que es un oleaje, y después de una ola llega otra. Solamente que no nos lo habían contado bien, y a menudo después de una pequeña descarga decimos que “ya hemos acabado”

Tu placer es tuyo, y depende solo de ti

Cuántas mujeres todavía recuerdan una noche con un amante que les hizo tocar el cielo, pero aquello nunca más se ha vuelto a repetir, sería que aquel amante era mágico? Pero no es así, si aquella persona te llevó a un lugar de placer es porque ese lugar está en tu cuerpo y tú lo permitiste. Y cuántas mujeres se quejan de malos amantes o de lo “mal que lo hace”, como si ese amante tuviera que ser un adivino y saber qué tecla mágica tocar. Mucha exigencia sobre ese amante, cuando muchas veces ni nosotras mismas sabemos explicar cómo nos ocurre. Así que dejemos de idealizar o culpar afuera de lo que sentimos, hagámonos dueñas de nuestro placer, libres de disfrutarlo cuando queramos, y también responsables de permitir que eso ocurra en nuestro cuerpo.

El sexo no es solo un acto físico, es un acto físico que nos lleva a vivir experiencias espirituales

La vida intensa llena de trabajo, vida social y obligaciones que llevamos, muchas veces deja el sexo para los momentos en los que apenas queda energía. Así que lo que se encuentran son dos personas cansadas, con la cabeza en todo lo que ha pasado durante el día o todo lo que tienen pendiente, que tienen sexo físicamente, pero que su alma y su presencia están ausentes. Eso lleva a tener una sexualidad que yo llamo atlética, dos cuerpos haciendo ejercicio físico, una unión física, pero que en el corazón se siente como separación, se siente soledad. Cuando buscamos sexo, lo que realmente buscamos es intimidad, es vínculo, es relacionarlos, desde un lugar verdadero y profundo. Y eso ocurre sólo cuando estamos presentes, eso que se dice “en cuerpo y alma”, pues sí, con el alma también, con consciencia. No nos conformemos en convertir el sexo en un desahogo físico.

Así que estas son 3 grandes verdades para mí. Si alguna de ellas para ti no lo es, está bien también, yo solo te invito a que te abras a la posibilidad de que quizás pudiera serlo, y ver si te lleva a una nueva perspectiva. Aquí te dejo el video en el que te lo cuento delante de la cámara, y así nos vamos conociendo un poco más de cerca.

Y para acabar darte las gracias por estar aquí y confiar en este proyecto desde el inicio. Y sobre todo, si tienes alguna pregunta o tema sobre el que te gustaría que hablara me lo puedes decir y lo incluiré en los próximos posts.

Gracias! Un abrazo,

Andrea

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres tener más y mejores orgasmos?

Descubre cómo usando huevos vaginales se despierta y fortalece tu zona genital, y sientes más placer en tus relaciones sexuales. Para mí hubo un antes y un después. En esta clase te cuento todos los secretos de esta práctica milenaria.

x